¿Cómo encontrar empleo cuando no sabes dónde trabajar?

Algunas personas tienen muy claro dónde quieren trabajar desde muy jóvenes: por vocación, por continuidad del legado familiar, por interés en la actividad que se desarrolla, etc. Pero, en ocasiones, cuando terminamos nuestra formación académica y tenemos que sumergirnos en el mercado laboral, no sabemos cómo hacerlo. En este post te damos algunos tips para que puedas encaminar tu búsqueda de empleo.

Conócete a ti mismo

Descubre tu talento. Todos tenemos uno. Puede ser algo abstracto, como la capacidad de escuchar y empatizar con otros, o algo tangible como ser un crack en la informática. Sea cual sea, descubrirlo te puede ayudar a decidir cómo quieres orientar tu camino profesional.

Para ello, puedes acudir a workshops o talleres sobre autoconocimiento impartidos por expertos que son capaces de hacerte reflexionar y analizarte a ti mismo en profundidad.

Búsqueda de perfiles

Haz una búsqueda de los trabajos o perfiles en los que crees que podrías encajar. No es necesario que todos sean iguales, ya que es posible que consideres que te podrías desarrollar en diferentes ámbitos. Haz una primera tanda y apúntalos todos, así no te cerrarás puertas profesionales. Después, puedes ir haciendo un cribado hasta que te quedes con los que más llaman tu atención.

Si no sabes en qué puesto trabajar, haz una búsqueda inversa: ¿qué empresas te gustan o consideras que trabajar en ellas podrían contribuir a tu desarrollo? En ocasiones, nos centramos mucho en definir el puesto en el que nos gustaría trabajar, cuando lo cierto es que esto puede limitarnos porque podríamos llevar a cabo diferentes tareas. Si este es tu caso, empieza por seleccionar aquellas empresas de tu interés y, después, busca si están buscando empleados y si esos cargos se adaptan a ti.

Define tus objetivos

¿Qué quieres conseguir con tu nuevo empleo? Hay personas que tienen una gran vocación y cuyos objetivos son ayudar a otras personas, contribuir a la sostenibilidad, mejorar la situación social, etc.

Piensa qué buscas: ¿desarrollarte personalmente?, ¿que el nuevo puesto te sirva como trampolín para llegar a otro?, ¿que te oriente sobre si esa rama es lo que verdaderamente te gusta o no?

Sea cual sea la respuesta, tener claros tus objetivos te puede ayudar a decidir cuál es el empleo al que aspiras.

Pide ayuda

Si te sientes perdido y sin motivación para entrar en el mundo laboral, puedes solicitar la ayuda de expertos, participar en sesiones de coaching o mentoring o contactar con otros profesionales que ya hayan pasado por tu situación. No estás solo, y la orientación laboral es un gran aliado para ti.